Feliz Navidad

En esta época del año hay como una necesidad de decirle a todo el mundo FELIZ NAVIDAD.  

Hay  4 razones que tienen que ver con vos y conmigo, es decir, con todos:

1.- Jesús nació de la bendita virgen María para darnos SALVACIÓN. El ángel le dijo a María "y llamarás su nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados" (Mateo 1:21). En otro pasaje leemos, "y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre, bajo el cielo, dado a los hombres en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Ser salvos significa que tenemos vida eterna y esa vida la podemos disfrutar desde ahora porque Él vive en nosotros cuando lo seguimos a Él.

2.- Jesús vino para que tengamos VIDA en abundancia. Él mismo dijo: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). Una vida fructífera en contraposición con el “ladrón”, como lo llama Jesús, que también viene, pero para hurtar, matar y destruir. Es un cuadro real de lo que nos toca ver en nuestros días. Cuántos viven sin esperanza, arrastrando su frustración por la vida, tan sólo por no animarse a tener un encuentro personal con quien vino para darles una vida con sentido y alegría.

3.- Jesús vino al mundo para traernos PERDÓN. Un perdón como nadie nos puede dar, porque fue al costo de su propia vida. Dice La Biblia que “si confesamos nuestros pecados A DIOS, Él es Fiel y Justo para PERDONARNOS nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1a Juan 1:9), y esto se debe a lo que también dice La Biblia que “la sangre de Jesucristo nos limpia de toda pecado” (1° Juan 1:7). No hay dicha mayor que ser perdonado por Dios. Produce una paz como nadie la puede dar. Y a su vez nos capacita a nosotros a poder perdonar para ser sanados de toda maldad.

4.- Jesús vino para decirnos que Él está con nosotros siempre si lo recibimos como nuestro Señor y Salvador: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20); “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en Su Nombre les dio potestad de ser hechos Hijos de Dios” (Juan 1:12). Y también que, con su presencia en nuestras vidas, no estamos solos y podemos hacer frente a todo porque contamos con el PODER que le resucitó de los muertos: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13); por eso vivo, “trabajo, luchando según la potencia de Él, la cual actúa poderosamente en mí” (Colosenses 1:29).

Para concluir, te invitamos a escuchar esta canción adecuada para esta ocasión:

 

* Jesucristo, ¿Qué tienes que ver conmigo?


  IGLESIA EVANGÉLICA ARMENIA
   Av. Carabobo 743 - Buenos Aires - Argentina